Columna. HidroAysén: El fin de la historia para el proyecto energético más caro y controversial que ha existido

Publicado

Columna de opinión de Patricio Rodrigo, publicada en El Dinamo 02-05.2014.  Hace ya ocho años que la opinión pública, la ciudadanía y el mundo socioambiental comenzaron a conocer del proyecto HidroAysén y la amenaza que significaba para la Patagonia y para el país.

En una de sus primeras presentaciones en sociedad, el entonces Gerente de la iniciativa, Sr. Hernán Salazar, indicaba que el proyecto se justificaba por la gran demanda que ejercería la minería debido al alto precio de su principal commodities, el Cobre. En años posteriores quien lo siguió en el cargo, el Sr. Daniel Fernández, dedicaba parte de sus intervenciones públicas a intentar aclarar que la energía que producirían los ríos Baker y Pascua no era para la gran minería, como si se pudieran separar los electrones que viajarían por un cableado de más de 2000 kilómetros para llegar directamente a Santiago.

En ese entonces, buena parte de la ciudadanía del país desconocía que Chile aún tenía una Patagonia propia y además de tanta belleza inexplorada. Luego de una campaña bien diseñada, organizada y con un mensaje claro, como Patagonia sin Represas, se entendió que bien valía la pena defenderla por el solo hecho de existir, valorando de paso el bien público que significa una naturaleza prístina, un paisaje sublime y una cultura propia que nos da identidad, siendo además una de las mayores reservas de agua pura del planeta. Patagonia sin Represas logró sumar transversalmente a buena parte de la juventud del país con espíritu crítico, a adultos con preocupación socioambiental y a familias completas que se movilizaron en su defensa.

El proyecto en el intertanto, usando cualquier método, sorteó numerosas vallas institucionales y legales para avanzar en su objetivo, recurrió a la publicidad engañosa desatando una campaña del terror señalando que sin HidroAysén se nos cortaría la luz, aportó cuantiosos recursos financieros a municipios que eran parte del Comité de Evaluación de su proyecto en marco del SEIA, abrió casas de acogida y propaganda, se transformó en reemplazante del estado para esas zonas extremas, entre muchos otros artificios y artilugios para lograr el apoyo, no pudiendo lograr nunca obtener la licencia social que requería y al contrario, el problema logró empoderar a una ciudadanía cansada de los abusos de un modelo extractivista que depreda la naturaleza, su paisaje, el patrimonio cultural y que no es sustentable frente a la grave amenaza del cambio climático que ya nos golpea, movilizándose en forma inédita que no se veía desde finales de los años 80.

En pocos días más cuando el Comité de Ministros tome la decisión definitiva, probablemente de rechazar el proyecto por sus graves incumplimientos en la evaluación ambiental reclamados por la ciudadanía, estaremos dando un paso decisivo, no tan solo en la defensa de un territorio que es un tercio del país con el 80% de su propiedad fiscal de todos los chilenos, sino demostrando que la ciudadanía bien organizada, con argumentos sólidos y utilizando las herramientas de la sociedad del conocimiento, es capaz de lograr objetivos ambiciosos y lograr torcerle el destino a la historia cuando ésta va a destruir el medio ambiente y/o va en menoscabo de la calidad de vida de las comunidades.

A nuestro entender este fenómeno socioambiental es la llegada de un espíritu de época al país, que nos lleva a un cambio del paradigma en la relación sociedad-naturaleza-tecnología, como imperativo ético para alcanzar la sustentabilidad y con ello la sobrevivencia de esta civilización.

Enlace: El Dínamo http://www.eldinamo.cl/blog/hidroaysen-el-fin-de-la-historia-para-el-proyecto-energetico-mas-caro-y-controversial-que-ha-existido/

HidroAysén: El fin de la historia para el proyecto energético más caro y controversial que ha existidoFuente: El Dínamo http://www.eldinamo.cl/blog/hidroaysen-el-fin-de-la-historia-para-el-proyecto-energetico-mas-caro-y-controversial-que-ha-existido/